lunes, 14 de abril de 2014

Comentario por Miriam Moeller para la Discusión en Línea: La sociedad civil y acciones para promover el bienestar

¿Cómo se pueden aplicar los objetivos de Paz y Construcción del Estado del New Deal a los países de ingreso medio de América Latina?


Muchos de ustedes ya deben haber escuchado sobre el New Deal para el Compromiso en Estados Frágiles. El New Deal es un acuerdo entre los 19 estados frágiles y en conflicto dentro del grupo del g7+, socios involucrados en el desarrollo y organizaciones internacionales del International Network on Conflict and Fragility (INCAF) y la sociedad civil (representada por el Civil Society Platform for Paecebuilding and Statebuilding - CSPPS). Su gol es cambiar políticas y prácticas en estados frágiles y en conflicto. Este cambio es considerado esencial para ayudar estos países transitar de conflicto y fragilidad hacia estabilidad y consolidación de la paz y del estado. Establece cinco Objetivos de Consolidación de la Paz y del Estado (OPE) para avanzar progreso hacía los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y guiar iniciativas y recursos nacionales e internacionales. Estos incluyen
§  Legitimidad política – Fomentar unas bases políticas incluyentes y la resolución de conflictos
§  Seguridad - Establecer y reforzar la seguridad de las personas
§  Justicia - Combatir las injusticias e incrementar el acceso de las personas a la Justicia
§  Fundamentos económicos - Generar empleo y mejorar los medios de vida
§  Ingresos y servicios - Gestionar los ingresos y crear las capacidades necesarias para una prestación de servicios transparente y equitativa
Además, el New Deal propone otorgar nuevas formas de compromiso para apoyar vías de salida de la fragilidad dirigidas y asumidas por los países mismos. Busca alimentar la confianza mutua facilitando ayuda, gestionando los recursos más eficazmente y orientando dichos recursos a resultados.
 ¿Pero cómo puede ser aplicado al contexto de América Latina? ¿Qué relevancia tiene para la región?
Para responder a esas preguntas es útil tomar en cuenta los desafíos que actualmente enfrenta América Latina. La ha mostrado un crecimiento económico muy alto por los últimos años.  Desde 2011 más Latinos son parte de la clase media que los que viven en pobreza. Las tasas de empleo han aumentado y el ingreso real promedio ha crecido más que el 25% desde el nuevo milenio (World Bank 2013). Sin embargo, crecimiento económico y desarrollo no ha llegado a todos los países de la misma manera. El nivel de vida por ejemplo todavía varía mucho entre y dentro de los países, representando una preocupación central para la región. Las tasas de pobreza siguen altas con alrededor de 80 millones de personas todavía viviendo en pobreza (World Bank 2013). Así, unos de los desafíos más grandes de América Latina es el combate a la desigualdad.

Otro desafío grande que preocupa América Latina es la inseguridad. Según el EconomistLa inseguridad ha llegado a ser tal vez el problema más preocupante de la región [insecurity has become perhaps the single most pressing problem facing the region].” Violencia urbana, altas tasas de criminalidad, y tráfico ilícito forman parte del problema. Como el Human Development Report for Latin America 2013-2014 revela, la región registra más que 100,00 homicidios registrados por año. El reporte muestra también que existe una correlación entre delitos violentes y un bajo nivel de educación. Por ejemplo, más que 80% de los delincuentes no habían cumplido 12 años de escuela. Otra preocupación extremamente significativa para el contrato social entre el estado y su población, es la alta percepción de corrupción en América Latina, según el Corruption Perception Index 2013. Esta falta de confianza fácilmente puede causar disturbios políticos (como se puede ver en las protestas más recientes en Venezuela).

¿Entonces, como pueden el New Deal y los OPEs ayudar  a los países de ingreso medio de América Latina para abordar sus desafíos más grandes?
Como se mencionó en párrafos anteriores, el New Deal proporciona un marco para activar cambios y para definir prioridades de desarrollo. El New Deal puede transportar cambios positivos a relaciones de trabajo y pone a los países en el liderazgo para llevar adelante este cambio. A través de conducir una evaluación de la fragilidad y sus causas y características se diseña, bajo el liderazgo de los países, un plan para abordar los desafíos revelados y crear un pacto que define los pasos que deben ser tomados. Los OPEs subrayan estas prioridades y ayudan a medir su progreso por un período definido.
Todo esto es importante para enfrentar los desafíos que pertenezcan para los países de América Latina. Por ejemplo, una evaluación de la fragilidad puede identificar qué está motivando la violencia urbana en un contexto particular. Un resultado puede ser que el desempleo, bajo acceso a movilidad social y una falta de educación dentro de partes de la sociedad favorezcan un comportamiento violento. Como consecuencia, las políticas que favorezcan un sistema de educación inclusivo que es accesible para todas las partes de la población deben ser priorizados. Lo mismo aplica a la gestión de servicios para facilitar una mejor calidad del sistema de educación y de fortalecer fundaciones económicas para abordar el desempleo. Estas actividades pueden ser marcadas como prioridades en políticas nacionales e internacionales de desarrollo y su progreso puede ser medido a través de los OPEs. Lo mismo puede ser aplicado para identificar causas de disturbios políticos y sociales, abordar la corrupción etc.
Por el otro lado, el New Deal puede ser un marco relevante para los nuevos donantes como Brasil, Chile, Colombia, México, Cuba o Venezuela. Como muchos de ellos tienen proyectos en estados frágiles (p.ej. Brasil en Timor Oriental, Haití, y Guinea-Bissau), o en países con regiones frágiles (p.ej. México en El Salvador y Guatemala) el New Deal puede proporcionar un marco para cambiar la manera de trabajar juntos con estos países usando los OPEs para definir prioridades y poner los países en el liderazgo en el planeamiento de actividades de desarrollo. Los principios del New Deal también podrían ayudar la consolidación de confianza entre ellos  y sus países socios a través de transparencia, ayuda previsible y responsabilidad mutua.
Bibliografía
Corruption Perception Index (2013): online : http://cpi.transparency.org/cpi2013/results/.
Economist (2013): “Violent crime in Latin America. Alternatives to the iron fist. How to prevent an epidemic”, 16 November 2013, online: http://www.economist.com/news/americas/21589889-how-prevent-epidemic-alternatives-iron-fist.
Laett, Jeatte (2011): Mexico as an »Emerging Donor«, Policy Brief 18, EDC 2020, http://www.edc2020.eu/fileadmin/publications/EDC2020_-_Policy_Brief_No_18_-_Mexico_as_an__Emerging_Donor_.pdf.
ODI (2012): Brazil: an emerging aid player. Lessons on emerging donors, and South-South and trilateral cooperation, Briefing Paper 64, http://www.odi.org.uk/sites/odi.org.uk/files/odi-assets/publications-opinion-files/6295.pdf.
World Bank 2013: “Inequality in Latin America falls, but challenges to achieve shared prosperity remain”, June 14 2013, http://www.worldbank.org/en/news/feature/2013/06/14/latin-america-inequality-shared-prosperity.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada